Emblema

En el momento de elegir nuestro logotipo debíamos escoger un elemento muy identificado con nuestra casa, un símbolo unido a nuestro territorio. Pensamos que un animal sería buena idea. Entre la diversa fauna que puebla nuestras viñas y bosques elegimos al jabalí (sus scrofa) como candidato. Nos sentimos muy identificados: hay muchos; vienen a beber al río que atraviesa la finca, pasean de noche por nuestras viñas y remueven la tierra; conviven con nosotros de una manera respetuosa y pacífica. Es así como el jabalí pasa a ser nuestro emblema y a estar presente en el sello de la bodega.